Gandía(Valencia).

Costa y Mar

por Julio 1312
Valencia
España
Fecha: 23/08/2020


Gandia cuenta con una ubicación privilegiada, entre el mar y las montañas.corazón de la comarca de La Safor en la Comunitat Valenciana.En su ambiente se respira una rica herencia histórica que impregna sus monumentos y el espíritu de sus gentes. Esté es uno de sus mayores alicientes, para una ciudad cuya oferta turística es capaz, por infraestructuras y variedad, de satisfacer a los visitantes más exigentes.

Cualquier época del año es perfecto para disfrutar de las Playas de Gandia gracias a su magnífica ubicación y a un tiempo envidiable.

Las Playas de Gandia cuentan con 7 kilómetros de costa y una superficie de 700.000 metros cuadrados de arena fina y blanca por la que los paseos serán todo un placer y un agua cristalina para refrescarse los calurosos días de verano. Gandia es el lugar ideal para disfrutar de las mejores playas del Mediterráneo con galardones como las banderas azules que avalan la calidad de sus aguas y sus servicios durante todo el año. Gandia no solo es un destino obligado por sus características de sol y playa, sino también por la oferta hotelera que cuenta con un total de 95.000 plazas de alojamiento, entre hoteles y apartamentos, con la garantía y el servicio de los mejores profesionales del sector de la restauración.

La cocina de Gandia y de La Safor, se inscribe en la de los olores y los sabores, las materias primas y las tradiciones del resto del Mediterráneo. Los habitantes de La Safor son unos enormes consumidores de arroz: los caldosos, los secos (en el horno) y los guisados en paella. Los ingredientes pueden ser variadísimos y el recetario arrocero es extensísimo. El recipiente de la paella se utiliza también para confeccionar la «fideuà», en la cual el arroz ha sido sustituido por los fideos (que se guisan con pescado y marisco), y que es un plato que se considera originario de Gandia.

El origen de la Gandía actual se remonta de manera cierta a la época musulmana ,la primera mención documentada cristiana, de 1249, figura en el Llibre del Repartiment de Valencia de Jaime I de Aragón En 1323 Jaime II el Justo concedió a su hijo, el infante Pedro de Aragón y de Anjou, el señorío de la villa. Alfonso IV el Benigno imitó a sus antecesores a favor de la fortificación de la villa y Pedro IV el Ceremonioso cedió para este fin, en 1387, al Ayuntamiento, el derecho de sisa. El rey Martín el Humano la donó después, con título de ducado, a Alfonso de Aragón, hijo del infante Pedro. En 1359 heredó el hijo de este, Alfonso de Aragón el Viejo, que en 1399 recibe de Martín el Humano el título de duque, con Gandía como centro del ducado y establece una corte famosa en la época, edifica el Palacio Ducal, el Monasterio de San Jerónimo de Cotalba, reforma la colegiata y continúa potenciando la corte que alberga figuras literarias como Ausiàs March (Gandía y Beniarjó se disputan ser la ciudad de nacimiento de March), Joanot Martorell o Joan Roís de Corella, que suponen el núcleo de las letras del Siglo de Oro valenciano.En 1485 el Ducado de Gandía pasó a la casa de Borja. La ciudad medieval, de carácter feudal, que tras la muerte del último duque de sangre real había vuelto a la Corona,y cuyo título fue ostentado por los sucesivos reyes de Aragón, se convirtió en señorial a partir de 1494, Vendida por Fernando el Católico al Cardenal Rodrigo de Borja, futuro Alejandro VI, para su hijo primogénito Pedro luis, y en el que Juan de Borja y Cattanei, el segundo duque de Borja, establece allí una pequeña pero fastuosa corte, regentada por su mujer y anterior viuda de su hermanastro, María Enríquez de Luna.En 1520 tuvo lugar el levantamiento de las Germanías, que desde Valencia se extendió a las poblaciones más importantes del Reino, incluida Gandía. La sublevación triunfó en Valencia y Játiva. La batalla de Vernisa, en julio de 1521, dio el triunfo a los agermanados, que ocuparon Gandía y su comarca, y obligaron a los moriscos a convertirse al cristianismo. Pero tras la derrota final de los agermanados volvió Juan de Borja y Enríquez de Luna, el tercer duque de Borja, a Gandía y casó con Francisca de Castro-Pinós. A Juan le sucedió su hijo mayor Francisco (1543-1551), que había nacido en 1510, y que renunció a sus títulos y bienes a favor de su hijo Carlos en 1551 para ordenarse y entrar en la Compañía de Jesús.Por otra parte, Francisco de Borja, que sería canonizado en 1671, emprendió obras de amurallamiento e incorporó el nuevo recinto a la Vila-nova, protegiéndola así del peligro de los piratas, turcos y corsarios al servicio del rey de Francia. También dentro del nuevo recinto, mandó construir un colegio para el que logró, en 1548, una bula pontificia que lo elevó a la categoría de Universidad. Dicha universidad, situada en el lugar que hoy ocupan las Escuelas Pías, fue famosa en los dos siglos que tuvo de vida, hasta su supresión por Carlos III en 1772, tras la expulsión de los jesuitas que la regentaban en 1767, y por ella pasaron nombres como Baltasar Gracián, Juan Andrés y Antonio José de Cavanilles. Gandía mantuvo su rango durante todo el siglo xvi pero, a partir de 1609, con la expulsión de los moriscos y la ruina de los ingenios azucareros que ellos manejaban, sufrió consecuencias económicas y demográficas catastróficas que tardó más de siglo y medio en recuperarse. Durante la época de estancamiento, que se alargó hasta la segunda mitad del siglo xviii, los duques fueron abandonando su residencia para instalarse en Madrid. Durante la Guerra de Sucesión, el duque de Gandía tomó el partido de Felipe de Anjou, cuando todo el resto del Reino lo hacía por el Archiduque Carlos. De aquí que el general Juan Bautista Basset, del partido austracista, tomara la ciudad de Gandía y se llevara la artillería de la entonces plaza fortificada.

Con el triunfo de los Borbones se restableció todo menos la vida política, pues los duques apenas hacían alguna breve visita a su palacio. En 1740 moría en Madrid el último Borja y Centelles, y el ducado pasó a su sobrino el conde-duque de Benavente; ocho años después heredaría la hija de éste, casada con el duque de Osuna. Con Carlos III se renueva la vida económica, y Gandía inicia una época próspera de industrialización.

Lugares de interés:

Platja del Nord (Playa Norte)

La Platja del Nord (Playa del Norte) pone todos sus servicios de restauración y ocio a tu disposición para que pases unas vacaciones inolvidables. Arena fina y dorada, agua fría y cristalina y un sinfín de cosas que hacer. Nada como un paseo por primera línea, con una importante oferta de cafeterías, heladerías y restaurantes donde saborear la mejor gastronomía de zona.

Playa de L’Ahuir

Si lo que te apetece es una playa tranquila y virgen, la Playa de L’Ahuir es la opción perfecta. En esta playa, se ha regenerado el espacio dunar, respetando y protegiendo la flora y fauna autóctona, para poder disfrutar, de la forma más natural de un magnífico paisaje de dunas. Aquí encontrarás una de las mejores playas nudistas autorizada y señalizada, de la Comunitat Valenciana.

Playa de Venècia

La Playa de Venècia es una pequeña playa urbana de arena, dotada de los servicios más elementales que la hacen un lugar cómodo y tranquilo para toda la familiar. Con sus 330 metros de longitud por sus 50 metros de anchura, la Playa de Venècia es ideal para pasar un magnífico día de playa en total armonía con la naturaleza.

Playa de Rafalcaid

La Playa de Rafalcaid, la última playa al sur del litoral gandiense, es el lugar ideal para que no te encuentren. Esta es la única playa semiurbana que combina arena y bolos, que con sus 800 metros de longitud por sus 50 de ancho, es considerada un pequeño paraíso de aguas cristalinas.

Palau Ducal (Palacio Ducal).

Entre los monumentos más importantes de la ciudad destaca el Palacio Ducal, que ha sido objeto de numerosas restauraciones. Casa natalicia de San Francisco de Borja. Destaca el Patio de Armas, gótico y la Galería Dorada, del siglo xvii, con azulejos originales de la época. Está considerado una de las mansiones señoriales más importantes de la Corona de Aragón. La habitación de Francisco de Borja se conserva prácticamente tal y como estaba en aquel entonces y no se permite pisarla, solo puede verse desde fuera.

Iglesia Colegiata de Santa Maria de la Seu de Gandia.

Es colegiata desde 1499. El templo fue construido probablemente a fines del siglo xiv o principios del xv. Es de estilo gótico, mezclado con otros de diversas épocas. Fue ampliado en el siglo xvi. Contó con valiosas obras de arte, como el retablo del altar mayor, obra de Paolo de San Leocadio, sobre talla de Damián Forment, el coro del siglo xvi y un valioso tesoro, destacando la custodia procesional, obra maestra del siglo xvi. Todo ello fue destruido en 1936 durante la guerra civil, así como su riquísimo archivo. Posee dos puertas góticas: la de Santa María y la de los Apóstoles, esta última obra de Damián Forment, con bellas figuras desaparecidas en 1936 y en proceso de restauración.

Visitar Gandia supone descubrir una ciudad muy especial. Su playa, su centro histórico ligado a la familia valenciana más universal (Els Borja – Los Borgia) y su entorno natural, le proporcionan el matiz de ciudad que combina la calidez de los destinos mediterráneos con su potente atractivo turístico.Gandia te muestra todas sus posibilidades para que elijas la que más te guste.


Más de Julio 1312 en Costa y Mar


Otros vídeos de Julio 1312

Patrimonio histórico
Ruta de los castillos Cátaros
Patrimonio histórico
La Imperial Tarraco Romana
Patrimonio histórico
Jardines de Aranjuez.
Patrimonio histórico
Peratallada (Girona)
Patrimonio histórico
Cadaqués
Patrimonio histórico
La Monumental Carcassonne

Publicidad


Publicidad


Otros vídeos de Costa y Mar

Costa y Mar
Islas Cies
Costa y Mar
Plaiaundi 1
Costa y Mar
Primavera 2020
Costa y Mar
Plaiaundi 3
Costa y Mar
Nerja y Biarritz
Costa y Mar
Crepuscular

más vídeos


¡Añade un vídeo!

Enlaza los mejores vídeos de YouTube.

Añadir


Publicidad